Abre tus Manos

0
50

Cuando Dios remueve a alguien de tu vida no corras  detrás de él.

Hay gente que llega a tu vida y hay gente que se va. Algunos llegan inesperadamente, orgánicamente para quedarse y a otros los buscamos y pateleando o naturalmente se van tu vida.

Luego cuando una de las dos sucede le preguntas a Dios : ¿Por qué se fue? ¿Por qué me dejo? ¿Si lo amo o la amo? o simplemente es mi amigo y me gustaba compartir con el ? ¿Por qué Dios mio, por qué?

Recuerda que siempre hay una razón para todo lo que nos sucede, si miras con detenimiento en tu pasado, encontrarás que hoy, tienes las respuestas a cosas que en esos momentos no entendias. De nuestra vida solo vemos una partecita de la película, vamos caminando y aprendiendo. Pero Dios es soberano y ve la película completa.

Dios remueve gente de nuestras vidas por que El tiene un plan para tu vida y la de la otra persona y en muchos casos estar juntos obstaculiza ese plan, también lo hace porque quiere evitarte un dolor o un daño profundo en el futuro, hay personas que dicen amarte o ser tus amigos pero por dentro te envidian, o no te aman.
Recuerda que Dios ve el corazón de las personas.

Pero el Señor le dijo a Samuel:
No juzgues por su apariencia o por su estatura, porque yo lo he rechazado.

1 Samuel 16:7

El Señor no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón.

Muchas veces olvidamos que cuando le decimos a Dios : aquí está mi vida, me entrego a ti, El se lo toma en serio , pues con esas palabras le estas dando permiso a Dios, para que interfiera en nuestras vidas, crème que El lo hace , aunque nosotros lloremos, pues El es un padre bueno que nos ma, cuida y disciplina.
Muchas veces he escuchado decir lo siguiente: “es que esa persona es perfecta para mi”, si tu tambien has dicho esto, dejame decirte que Dios tiene personas y cosas mejores para ti.Puede tambien que en ese momento esa persona no es correcta para ti, pero depronto lo sera en un futuro, solo El sabe.

Suelta lo que tienes, dejalo ir, y abre tus manos para recibir lo que Dios tiene para ti.

Artículo anteriorAmazon One: Firma Digital
Artículo siguienteAcción De Gracias
Editora - Directora Fortaleza Cristiana