La Huella Psicológica de la Pandemia en los Niños

La pandemia también ha generado consecuencias de carácter psicológico en los niños y niñas de todo el mundo. Diferentes organizaciones han apuntado al impacto de la epidemia de la Covid-19 en los menores, sobre todo en lo relativo a la escolarización. World Vision es una de las ONG que ha trabajado por recabar datos que reflejen esta cuestión en concreto, y ha publicado ahora sus conclusiones en un informe titulado Desenmascarando el impacto de la Covid 19: infancia perdida.

Según este documento, que ha sido elaborado a partir de 12.000 entrevistas en nueve países, 5.500 de ellas a niños y niñas, el impacto de la pandemia en la salud mental de los menores es tan grave que uno de cada siete dicen haber sentido “tanto miedo que nada les calmaba”. Además, uno de cada 18 han asegurado que llegaron a sentirse tan desesperados que “no querían seguir viviendo”. Las encuestas se realizaron entre los meses de abril y junio del 2021.
La interrupción de la educación y la violencia doméstica, las principales causas.

Entre las causas principales que menciona World Vision en su informe destacan situaciones que se han agravado con la pandemia, como la interrupción de la educación, el empeoramiento de los ingresos en las familias (hasta un 63% de los núcleos familiares dicen haber perdido ingresos) y la violencia doméstica.

“Los niños y jóvenes sufren actualmente angustia emocional debido al cierre de las escuelas y a la falta de actividades físicas. Queremos que los padres y los cuidadores comprendan nuestros sentimientos y dificultades, y que nos proporcionen apoyo emocional y espiritual”, explica Blessing, una chica de 17 años.
En este sentido, matizan desde la ONG, las diferencias entre el contexto y las circunstancias familiares han sido un factor evidente a tener en cuenta. Por ejemplo, en el caso del trabajo infantil, hasta el 79% los menores que sí están afectados por esta práctica han dicho sentirse asustados sin encontrar “nada que pudiese calmarlos”, mientras que entre los que no lo están, solo el 21% ha dicho haberse sentido así.

“El acceso a la educación es una necesidad crítica”
Desde la ONG alertan de que “la gravedad y el riesgo de los problemas comunes de salud mental aumentan entre las personas que viven en la pobreza” y aseguran que “el acceso a la educación es una necesidad crítica”.

“Debemos prestar atención urgente para dar prioridad a las necesidades de salud mental, aprendizaje y protección de los niños y niñas que merecen tener esperanza y alegría por un futuro mejor”.

Artículo anteriorUn Poco Salado
Artículo siguienteNuevos Hallazgos