Los Dos Calendarios

0

La forma de distribuir el tiempo en nuestro mundo moderno, tiene como referencia el llamado calendario Gregoriano, que no es el mismo que rige los acontecimientos bíblicos. Según la biblia existen dos calendarios.

El primero es llamado: “calendario civil” cuyo primer mes es el mes de Tishrei, y Rosh ha Shana es el primer día, o año nuevo, de ese de calendario. Este mes de Tishrei se da en Septiembre u Octubre de nuestro calendario Gregoriano.

El segundo calendario en la biblia es el llamado calendario religioso que es el que rige la escritura, y fue establecido por el propio YHVH en Éxodo 12:2, cuando los israelitas salen de Egipto, y Él les dice: “Este mes será para vosotros el principal, el primer mes del año”.

El mes al cual YHVH se refería es el mes de Abib (Éxodo 13:4) que ahora es llamado el mes de Nisán, y que cae en Marzo o Abril de nuestro calendario. Antes de que YHVH estableciera el mes de Nisán como el primer mes del año, este (Nisán) era el séptimo del calendario civil.

YHVH nos dio el calendario religioso para que podamos entender las fiestas solemnes que Él nos dio, cada una de las cuales tiene una fecha específica en ese calendario, que tiene que ver con las fechas en que los acontecimientos relacionados con la redención se llevarían a cabo.

Otra razón por la cual YHVH nos dio un calendario civil y otro religioso, es para que todo aquel que acepte al Mesías Yeshua en su corazón por medio de la fe, experimente dos cumpleaños.

Así como Tshrei es el primer día del calendario civil, y Nisán es el primer día del calendario religioso, así también todo aquel que acepte al Mesías Yeshua en su vida tiene un cumpleaños físico, cuando nace en este mundo, y también un cumpleaños espiritual (religioso) el día que acepto al Mesías en su vida.

El primer nacimiento nos da la vida física, mientras que el segundo nacimiento nos da la vida espiritual. El primer nacimiento nos hace hijos de nuestro padre terrenal, mientras que el segundo no hace hijos de nuestro Padre celestial. El primero nos da una vida temporal y pasajera, mientras que el segundo nos da una vida eterna.

Por eso fue que Yeshua le dijo a Nicodemo:

“Te aseguro que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deje su comentario !
Por favor escriba su nombre aqui