Terminemos con Compasión

Decir que este año 2020 ha sido complicado es quedarse corto, sin embargo decidir como nosotros vamos a enfrentar cada situación y como vamos a terminar el año es decisión nuestra. En Mateo 9:35-38 vemos a Jesús recorriendo pueblos y ciudades enseñando en las sinagogas (templos), anunciando las buenas noticias del reino de Dios, y sanando a la gente que sufría de dolores y de enfermedades. En el versículo 36 dice que al ver la gran cantidad de gente que lo seguía, Jesús sintió mucha compasión, porque vio que era gente confundida, que no tenía quien la defendiera. Dice que parecían un rebaño de ovejas sin pastor.

Soy de los que pienso que si hemos recibido la revelación de que Jesucristo es Dios, y que solo a través de él podemos obtener ascensos al Padre y entrada a su reino, es para propósitos eternos. Lo que trato de decir es que tú y yo hemos recibido esa revelación para que seamos luz, una voz de esperanza y consuelo que el mundo necesita escuchar en momentos tan sensibles como estos.

Cuando Jesús vio a toda esa gente confundida y que no tenían quien las defendieran le dijo a sus discípulos: “Son muchos los que necesitan entrar al reino de Dios, pero son muy pocos los discípulos para anunciarles las buenas noticias. Por eso, pídanle a Dios que envíe más discípulos, para que compartan las buenas noticias con toda esa gente.”

Necesitamos menos “cristianos” y mas discípulos de Jesucristo. En tiempos tan sensibles como estos, necesitamos ser discípulos que compartan el evangelio con amor y osadía. Discípulos libres del temor y que compartan sus testimonios y que podamos conversar acerca de lo que Dios esta haciendo en este tiempo. Necesitamos ser discípulos que amen a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Discípulos que movidos por el amor y la compasión no tan solo enseñemos en nuestras congregaciones sino que tengamos la osadía de salir a la calle a anunciar las buenas noticias del reino de Dios, y que sanemos a los enfermos y libertemos al cautivo.

En fin, todo aquel que ha sido víctima de todo lo que hemos tenido que enfrentan en este tiempo.

Terminemos el año con COMPASIÓN.