El Ojo Maligno

¿Qué fue lo que Jesús quería decir cuando habló acerca de la gente con ojos buenos que tendrían su cuerpo lleno de luz y la gente con ojos malignos cuyos cuerpos estaban llenos de tinieblas? Sus palabras deben estar relacionadas con el dinero y las cosas materiales, porque de eso es lo que Él estaba hablando antes y después de esto.

La palabra griega que se traduce como “maligno” en Mateo 6:23, es la misma palabra que se traduce en Mateo 20:15 como “envidia”. Allí leemos que un mayordomo le dijo a un trabajador, “¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno?” Obviamente un ojo no puede ser envidioso literalmente. Por esto la expresión “un ojo maligno (envidioso)” habla de una persona con deseos egoístas. Esto nos ayuda a entender mejor lo que Cristo quería decir en
Mateo 6:22-23.

La persona con un ojo bueno simboliza al que es puro de corazón, permitiendo la luz de la verdad venir a él.

Por esto él sirve a Dios y se hace tesoros, no en la tierra, sino en el cielo donde está su corazón.

La persona con el ojo maligno rechaza la luz de la verdad, porque piensa que ya tiene la verdad, y por eso está lleno de tinieblas, creyendo mentiras. Se hace tesoros en la tierra, donde está su corazón. Cree que el propósito de su vida está en su beneficio propio. El dinero es su dios. Él no heredará el cielo.

Artículo anteriorCovid-19: El sistema de códigos QR que China propone usar a nivel global.
Artículo siguienteEl Acontecimiento más Grande !!